Acuicultura

 

Acuicultura

 

Naturix es una empresa dedicada al desarrollo, ejecución y supervisión, durante el funcionamiento (gestión) de proyectos de acuicultura marina y continental. Una sociedad muy preocupada por la implantación de tecnologías respetuosas con los cultivos desarrollados y con el medio donde se efectúan.

Ha venido desenvolviendo su actividad desde el año 2.001 con cultivos de especies marinas y los cultivos de trucha arco iris. Los comenzó en las instalaciones de Valderrebollo, Guadalajara y, desde octubre de 2018, en las de Manzanares El Real, El Molino-Taller del agua.

Aquí, en dichas instalaciones, la crianza de trucha se desarrolla en 40 pilas en la hatchery (o criadero) y en 6 estanques en el exterior empleando el agua del río Manzanares.

 

Trucha Arco-Iris (Oncorhynchus mykiis)

 

Muy parecida a la Trucha Común por la forma del cuerpo, presenta en el costado una banda de color purpúreo. La aleta caudal está moteada de negro. Su longitud puede llegar a los 70 cm. con un peso de 7 Kg. siendo lo más normal en la Península Ibérica que no sobrepasen los 20 ó 30 cm.

Es menos exigente con la calidad acuática que el resto de los salmónidos ibéricos y encuentra su óptimo ambiente ecológico en la región de  transición  entre  las regiones del barbo y de la trucha común, pudiendo soportar temperaturas más elevadas y aguas con menos concentración de oxígeno disuelto que la trucha autóctona.

La Trucha Arco-Iris freza (desova) de noviembre a abril. El número de huevos oscila entre 1.000 y 5.000. Los ejemplares jóvenes que miden hasta 15 cm. poseen de 11 a 13 manchas anchas de color oscuro sobre los flancos. La madurez sexual es alcanzada a los 2-3 años de vida. 

En Guadalajara se pueden encontrar en las proximidades de las piscifactorías del río Cifuentes y en el río Henares y en el mismo Tajuña. Sólo de forma esporádica se reproduce en los ríos ibéricos, por lo que no suele dar lugar a poblaciones estables. En las piscifactorías se practica la fecundación artificial.

Cuando la repoblación se realiza con especímenes pescables, estos no se alimentan en el río, pues han sido acostumbrados a los piensos compuestos a horas fijas, y morirán de inanición si no son capturados pronto en el coto intensivo de pesca. 

La Trucha Arco-Iris salvaje, se considera un pez deportivo de interés. En España su pesca se practica en cotos intensivos, donde los ejemplares suelen llevar sólo días y, hambrientos, se abalanzan sobre cualquier cebo o señuelo.

Es la especie más cultivada en España, piscicultura de consumo, cuya finalidad es producir ejemplares de unos 250 gramos. Sus excedentes se utilizan para la repoblación de cotos intensivos de pesca. 

La Trucha Arco-Iris es más tolerante que la trucha común en lo que se refiere a la temperatura y calidad del agua y, además, consume una gama mayor de alimentos.

Reproducción

 

La madurez sexual es alcanzada a los 2-3 años de vida, freza de noviembre a abril. El número de huevos oscila entre 1.000 y 5.000. Los ejemplares jóvenes que miden hasta 15 cm. poseen de 11 a 13 manchas anchas de color oscuro sobre los flancos.

Oxigeno por encima de 5 ppm.

Huevos pelágicos con un diámetro de 1.000/1.200 micras.

Mantenimiento reproductores: control  parámetros;  limpieza y sifonado depósitos; limpieza malla colectores.

Manejos: Traslado huevos a incubadores.

Luz : Foto periodo natural

 Principales ventajas:

Especie cotizada de valor comercial medio; interesante para hacer piezas grandes  + de 2 kg.  (filetear, eviscerar, etc…) ; alto contenido en grasas. Muy apreciada para el ejercicio de la pesca recreativa-deportiva

Principales Problemas:

Sensible al manejo; poca tolerancia a la sobresaturación de oxigeno; crecimiento lento con temperaturas bajas; expresable.

Marca de calidad CERTIFICACIÓN ECOLÓGICA:

La defensa de los productos tradicionales y la recuperación del sabor natural son dos elementos básicos en los que se apoya la existencia de los sellos de calidad alimentaria para regular, controlar, garantizar y amparar la producción de muchos productos.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha agrupado todos los sellos bajo una marca común: Alimentos de Calidad Diferenciada, cuyo lema es “De lo nuestro, lo mejor”. Este paraguas establece cinco figuras para encuadrar los productos protegidos:

  • Denominación de origen protegida
  • Indicación geográfica protegida
  • Denominación específica
  • Especialidad tradicional garantizada
  • Certificación  ecológica

Los productos ecológicos distinguidos con la certificación ecológica desarrollan nuevos parámetros de calidad, respetando el medio ambiente, el bienestar animal y mejorando la fertilidad de los suelos, mediante la utilización óptima de recursos, sin el empleo de productos químicos de síntesis, asegurando la trazabilidad y la seguridad alimentaria. Posibilitan el sostenimiento e incluso el desarrollo de las zonas rurales, de las costumbres populares y de los valores culturales.

El cambio climático, el agotamiento de los recursos naturales, la contaminación de los recursos hídricos, la conservación de la fauna, el despoblamiento de las zonas rurales, la pérdida de la identidad cultural, todos ellos son retos a los que responde la producción ecológica, lejos de filosofías utópicas y distantes de la realidad, con respuestas viables y con soluciones de futuro.

Naturix comenzó a desarrollar sus funciones en el año 2006. Poco a poco, además del desarrollo nacional, se ha llevado a cabo también un proceso de internacionalización de la marca NATURIX a través de los múltiples eventos a los que anualmente asiste la DIRECCIÓN y a través de las alianzas estratégicas que se han llevado a cabo con numerosas entidades que operan en el exterior. Gracias a  esto, los consumidores obtienen la confianza de que los productos que adquieren han pasado unos rigurosos controles de calidad de reconocido prestigio en todo el mundo.